miércoles, 17 de febrero de 2010

Kika Superbruja revoluciona la clase


Al salir del colegio, Kika fue a su casa y cogió los conjuros mágicos del libro de magia, porque al día siguiente recibirían la visita del inspector. Pero no salió como ella esperaba porque vinieron los bomberos, hubo un terremoto, el inspector se enamoró de la profesora y le regaló unas flores. La profesora hizo unos problemas muy graciosos y al final todo salió perfectamente porque el inspector dio el visto bueno a la profesora.